Estores para ventanas correderas

Aunque las ventanas más habituales son aquellas que se abren hacia dentro o afuera, existen otros tipos con otro tipo de apertura. Este es el caso de las ventanas correderas, las cuales se abren y cierran paralelamente a la pared, lo que supone un ahorro de espacio en la habitación, pues el frente queda siempre libre y puede aprovecharse de diferentes maneras, según se necesite. Se pueden así colocar frente a la ventana muebles u objetos de decoración, sin miedo a que la apertura de la ventana suponga un inconveniente. Además, estas ventanas son especialmente útiles en pasillos, donde no hay suficiente espacio para abrir hacia adentro.

Estores como alternativa a las cortinas

En un caso así, la solución más común es instalar una cortina, ya sea tradicional, es decir de una única pieza de tejido, o también una cortina de lamas. Debido a la forma en la que se abren estas ventanas, la cortina es mucho más fácil de montar y manejar, ya que se instala en la pared, por lo que no interfiere de forma alguna en la ventana, así como su movimiento es paralelo al de las hojas correderas. Pero ya sea por motivos de espacio, donde no se quiere ocupar el frente, o por la decoración del propio hogar, se puede optar por otros productos como los estores.

Instalar estores en ventanas correderas

Debido a las particularidades de estos tipos de ventanas, el montaje de los diferentes estores ha de adaptarse a tales condiciones. Las ventanas correderas suelen estar compuestas de dos o más hojas superpuestas, desplazándose una por encima de otra. Por tanto, no es posible instalar los estores sobre las hojas de las ventanas, pues el estor dificultaría su movimiento.

Por ese motivo, no es posible instalar productos no invasivos (que no requieren ser atornillados), ya que estos se enganchan en el marco de las mismas ventanas y como se ha dicho estas han de quedar libres para poder desplazarse.

En este tipo de ventanas se han de instalar los estores de forma invasiva, atornillando sus soportes. Además, el estor no puede fijarse sobre el marco de las hojas que componen la corredera, sino que ha de hacerse sobre el marco que encuadra el conjunto, para que de este modo nada estorbe en la normal manipulación de la ventana.

Instalar estores plisados en ventanas correderas

No pudiendo usarse soportes de sujeción no invasivos, este modelo de estor solo se puede instalar de manera invasiva, es decir, atornillando los soportes. Pero las necesidades de este tipo de ventanas impiden instalarlo sobre las ventanas correderas, teniendo que hacerlo en el marco exterior y que encuadra a la ventana.

Se puede así instalar un único estor que cubra las dos o más hojas correderas o instalar un estor por cada una de las hojas de la ventana. Aunque lo más recomendable es instalar sólo uno, para que así los cordones queden a cada lado de la ventana y no supongan un estorbo.

Para realizar este tipo de montaje se ha de escoger el soporte Suprafix "Para atornillar", el cual consiste en cuatro piezas de plástico con orificios y que se atornillan en el borde interior del marco. Dichas piezas vienen en diferentes ángulos, para de esta manera poder adaptarse a los diferentes tipos de marcos y sus respectivos rebajes.

Es necesario saber que para este tipo de instalación se requiere que el marco tenga como mínimo 10 mm de fondo, pues de lo contrario no habrá suficiente sitio para el soporte.

Así, una vez se han escogidos los soportes con la inclinación adecuada, se hacen agujeros de 2mm en todo lugar donde corresponde. Luego se atornillan los soportes en cuestión. En dichos soportes se han de encajar las fijaciones unidas a los cordones, con lo que se completaría la instalación del estor.

Manejo de los estores plisados en ventanas correderas

Ya sea que se ha instalado un solo estor sobre el conjunto de hojas correderas o un estor por cada hoja, el manejo no difiere. El estor o los estores se han de abrir del todo, ya sea hacia arriba o hacia abajo, así como también se puede colocar en una posición que permita introducir la mano, y de tal forma desplazar la ventana de un lado u otro, cerrándose o abriéndose según corresponda.

Una opción interesante es que, al estar separado de la hoja de la ventana, es posible abrir las ventanas mientras se mantienen cerrados los estores y conseguir a la vez frescor y privacidad.

Instalar de estores enrollables en ventanas correderas

Otra opción es instalar estores enrollables, que igual que sucede con los estores plisados, han de instalarse sobre el marco que encuadra las distintas hojas de la corredera. En este caso, se ha de fijar el perfil del estor enrollable sobre la parte superior de dicho marco, ya sea sobre el mismo o sobre la pared.

Se recomienda instalar un solo estor, el cual cubra el conjunto de la ventana corredera, pues con sólo uno se conseguirá un mayor bloqueo de la luz y además de un fácil manejo.

Para fijar el estor este se han de usar soportes atornillables, los cuales vienen siempre incluidos con cada estor. Dichos soportes consisten en unas piezas metálicas que, una vez atornilladas, se enganchan al perfil del estor. Aunque de no querer, o no poder, fijar el perfil mediante atornillamiento, es posible pegarlo usando algún tipo de adhesivo.

Manejo de los estores enrollables en ventanas correderas

Manejar los estores enrollables en este caso es muy sencillo, tan sólo es necesario subir el estor para así poder mover de lado a lado las ventanas correderas. Estos tipos de ventanas permiten quedar abiertas mientras el estor está bajado, pudiendo así conseguir a la vez ventilación y privacidad.

Tomar la medida adecuada del estor

Debido a la particularidad de este tipo de ventanas, el tamaño a medir difiere , ya que el estor no se instala en las propias hojas de las ventanas, sino en el marco exterior que encuadra el conjunto.

Medida de estores plisados

Este tipo de estor requiere medir el borde interior, así se mide el hueco de dicho marco de lado a lado, siendo ese el ancho que tendrá el material del propio estor. De igual manera se mide el hueco de la ventana de arriba a abajo, correspondiendo también esa altura a la del estor.

Medida de estores enrollables

En cambio, este estor se instala sobre el marco que encuadra las ventanas correderas, por lo que las medidas corresponden al hueco de este, prescindiendo del marco en sí y sumando de uno a tres centímetros por cada lado. Para el alto se ha de medir la altura de la ventana, incluyendo el marco.