Cortinas para comedor

Cortinas comedor

El comedor es un tipo de habitación bastante particular. Como su nombre indica, este es un espacio que, principalmente, se usa para comer. De tal modo, es habitual que en éste haya una mesa y que la familia se reúna en torno a ella, siendo por tanto un lugar de encuentro dentro del hogar. Igualmente, a parte de ser compartido por la familia, ocasionalmente también se reciben allí a las visitas.

Por todo ello, el ambiente y la apariencia del comedor es algo a tener en cuenta, pues este ha de ser un lugar agradable, debido a su función y a que es un lugar común. Por ello las cortinas son muy importantes, ya que con estas se cubren las ventanas y así la excesiva luz no arruinará el desayuno o el almuerzo, como tampoco las miradas ajenas incomodarán a los comensales.

Ubicación del comedor - cortinas salon modernas

Es importante que el comedor esté situado en un lugar espacioso y luminoso, ya que este es un punto central de la casa y merece unas condiciones óptimas. Esta es un área común, por ello debe ser amplia y dar cabida a todos. Por tanto, el buen desarrollo de las diferentes comidas y encuentros dependerá, en gran parte, de una buena ubicación. 

De igual modo, una buena iluminación es fundamental y por ello en el comedor suelen haber grandes ventanas. Entonces, debe regularse la entrada de luz según se necesite, pues esta puede ser demasiado intensa o insuficiente en otras ocasiones, por lo que el uso de cortinas es aquí imprescindible. De este modo, siempre se podrá disponer de un ambiente adecuado, bloqueando la luz cuando es demasiada o aprovechándola cuando es poca.

Cortinas modernas para salon - comedor incluido en la cocina

Es muy común que el comedor se encuentre dentro de la cocina, o dicho de otro modo, que cocina y comedor formen un mismo espacio. Esto puede cambiar el modo de proteger las ventanas, sobre todo si estas se encuentran en la parte de la cocina, ya que ahí las condiciones son muy específicas. Los vapores y manchas que el cocinado conlleva pueden afectar al material de la cortina. Además, si la ventana se encuentra sobre la encimera, la medida de la cortina deberá ser mucho más corta de lo normal, pues no hay espacio para que caiga en su extensión normal. Por todo esto hay que plantearse si no es mejor optar por unos estores.

Pero cuando las ventanas están suficientemente alejadas de la cocina, es perfectamente oportuno instalar unas cortinas, las cuales darán un aspecto muy acogedor y elegante al lugar. Igualmente el material de este tipo de cortinas es muy resistente y puede lavarse sin sufrir deterioro alguno, por lo que incluso en tales condiciones pueden usarse, sin miedo a tener que reponerlas frecuentemente. Sólo que, cuando hay que cubrir un espacio junto al fuego o donde se manipulan alimentos, quizás los estores den un servicio mejor y más seguro.

Comedor y salón - cortinas de salón modernas

En muchas casas, el comedor y el salón son una misma habitación, pues no siempre es posible disponer de dos espacios separados. En tal caso, este se convierte en el principal espacio común, por lo que es aún más importante hacer que sea agradable. Tal estancia se vuelve así multifuncional, pues en el mismo lugar donde se come se pasa también el tiempo de ocio. Por tanto, la exigencia aquí es mayor y es necesario crear unas condiciones realmente ambivalentes, lo que conlleva poder regular la entrada de luz solar.

Relación entre climatología y comida

Aunque en un primer momento esta parezca una relación absurda, en este caso, el clima exterior puede afectar el hecho de comer. Sin un recubrimiento adecuado en las ventanas del comedor, el sol puede deslumbrar a quien come y el calor puede convertir ese momento en algo sofocante e incómodo. Mientras que en invierno, si no hay nada que bloquee la entrada del frío, comensales y comida terminarán rápidamente enfriados, con lo desagradable que es esto. Por lo que, en ambos casos, no se podrá disfrutar de la comida como es debido, pues las circunstancias serán poco o nada favorables.

Comer, además de ser una necesidad, ha de ser un placer, por ello todo ha de contribuir en ese sentido y en una estancia como esta ha de ser posible ocultarse del exterior, pues lo contrario significa estar a merced del clima.

La decoración en el comedor

Aunque el comedor es un lugar muy funcional, su apariencia no ha de descuidarse. Una bella decoración enriquecerá cualquier experiencia que allí se tenga, como la de comer o compartir el tiempo con familiares y amigos. De este modo, elementos como muebles o cortinas han de elegirse bien y crear con ello un entorno armónico.

Son muchos los estilos posibles con los que decorar el comedor, por lo que hay que encontrar uno que sea del gusto de todos. Mediante la decoración se puede conformar un espacio con personalidad, aunque hay que intentar que cada cual se sienta cómodo allí, por lo que hay que buscar también cierta neutralidad.

Estilo ecléctico para el comedor

Una apuesta segura es usar una decoración ecléctica, la cual combine elementos de estéticas dispares y complacerá al también dispar conjunto de comensales. De este modo, cada cual podrá encontrar algún detalle de su gusto, independientemente de si este tiende hacia la modernidad o a la tradición. Formas puras se han pues de combinar con otras más ornamentales, así como las superficies lisas con las texturas o los muebles antiguos con los modernos.

En este tipo de decoración se pueden combinar cortinas y estores, pues cada tipo de recubrimiento representa un estilo diferente. Las cortinas tienen un aspecto más tradicional, mientras que los estores tienen una estética más moderna, debido a lo simple de su diseño.

Elegir cortinas lisas

Optar por cortinas modernas, de aspecto liso, es muy buena idea. El efecto es mucho más ligero y atemporal, lo que garantiza que la decoración no sea demasiado recargada y no pase de moda. Esto permite también usar unas cortinas del mismo color que las paredes y de este modo crear un ambiente más fluido e igualmente un efecto de amplitud. También esto es perfecto si se desea combinar las cortinas con estores, pues se puede así crear un resultado homogéneo. Las telas estampadas pueden resultar demasiado pesadas visualmente, así que es más complicado combinarlas con otros elementos. Además los estampados se asocian con estilos antiguos, por lo que puede ser problemático integrarlos en habitaciones modernas.  

Combinar cortinas y estores

Para una mayor protección se pueden combinar las cortinas clásicas y los estores. De este modo, se consiguen mayores posibilidades en lo que a gradación de luz se refiere. Al combinar las diferentes aperturas, tanto de la cortina como del estor, se puede regular la apertura perfectamente, pues un tipo de recubrimiento se desplaza horizontalmente y el otro verticalmente.

El efecto suele ser también muy estético, sobre todo si se elige una buena combinación de colores. Es recomendable también elegir un estor enrollable, ya que, en tal caso, queda mejor con las cortinas, el contraste entre los diferentes tejidos es muy interesante, pues uno es liso y firme, mientras el otro el plisado y suelto.

Renovar el comedor a un bajo coste

Las cortinas para comedor tienen una gran presencia y por ello su color también es muy dominante. De esta forma, el hecho de cambiar dichas cortinas supone una renovación importante. Este es un modo muy sencillo de cambiar la decoración del comedor y el precio de esto es muy bajo, en comparación con hacer reformas.De hecho, los tejidos del comedor son una buena forma de renovar el lugar, pues su precio es bajo y su impacto es grande. Se puede entonces jugar cambiando y combinando cortinas, manteles, tapizados, etc.

Colores para decorar el comedor

Los colores son una gran herramienta para componer el clima correcto, pues en sí mismos son una influencia para el ánimo y en consecuencia para lo que se realiza en la habitación. Se debe entonces prestar atención a los colores usados, especialmente en las cortinas, ya que tienen una gran presencia y por tanto su influencia es grande.

Regularidad de los colores

Una opción es buscar la regularidad en el conjunto de colores. Entonces, se puede crear una decoración de colores neutros, lo que es muy adecuado en un espacio como este, el cual es compartido por diferentes personas con diferentes inclinaciones. Pero a esto se pueden añadir colores más intensos, sobre todo en pequeños elementos decorativos, con lo que evitar que el lugar sea demasiado sobrio y conseguir así el equilibrio necesario. 

Contraste de los colores

Según el gusto o las condiciones, se puede preferir un comedor de colores más vivos y que de este modo evoque una mayor energía. Esto se puede conseguir usando telas coloridas, como por ejemplo en las propias cortinas u en otros tejidos. Aún así hay que tener cuidado y no excederse, pues una habitación con demasiados colores fuertes será desagradable, por lo que hay que elegir pocos colores y combinarlos muy bien.

Relación entre colores y materiales naturales

En el comedor pueden haber muchos materiales naturales, como la madera o el mármol, lo cual se puede aprovechar y escoger los colores en consecuencia. En este caso, las cortinas pueden ser un gran aporte, en cuanto su superficie lisa supone un interesante contraste. Se pueden usar también colores neutros, que serán similares, o por el contrario usar colores intensos que, por contraste, creen un bello conjunto. Las posibilidades son muy variadas, igual que los colores de las telas para cortinas, con las cuales se pueden elaborar habitaciones de gran belleza.

Relación entre los tejidos

Otra opción interesante es elegir el mismo color para todos las telas, creando así un conjunto cromático muy regular. Aunque también se puede no elegir el mismo color, sino una combinación armónica de distintos colores y formar un conjunto armónico. De un modo u otro, esta relación entre los tejidos creará orden en el comedor, haciendo más confortable la estancia allí.

Combinar las cortinas con el mantel

Un elemento muy importante en el comedor es la mesa, en torno a la cual sucede todo, y sobre la que está el mantel, el cual, al ser un tejido, también puede crear una relación interesante con las cortinas. Este no tiene por qué ser liso, pero sus colores deberían corresponderse de algún modo con las cortinas.

Incorporar las vistas al jardín

También es posible que el comedor de al jardín o a un bello paisaje, por lo que es buena idea integrar esto en el comedor. Para ello se han de combinar los colores del exterior con los del interior, siendo una forma ideal para ello elegir unas cortinas acordes, ya sea usando un color similar o uno diferente pero que combine. De este modo, se puede crear un hogar muy armónico, donde cada estancia fluye e integra el paisaje en el conjunto.

Colores de cortinas Schuette®

  • GREY GOOSE
  • POLAR BEAR
  • BROWN TEDDY
  • BRIGHT LEAD
  • OLIVES GARDEN
  • DARK FOREST
  • PURPLE GRAPE
  • ROYAL BLUE
  • UMBER GRAY
  • DARK SHADOW
  • BLACK SWAN
  • BUTTERSCOTCH
  • MARMALADE
  • CARMINE
  • SANGRIA
  • ANCHOR
  • KOALA SHADE
  • ISLE OF PINES
  • GREAT WOLF
  • BLACK SWAN

Colores llamativos

Este tipo de tonos dan al comedor una intensidad mayor, así como las cortinas cobran una gran presencia y por ello determinan en gran medida el ambiente general. De este modo, el comedor tiene un fondo muy enérgico, lo cual influirá en el desarrollo de las comidas o encuentros allí desarrollados.

Por lo general, este tipo de colores son muy adecuados para una decoración moderna, pues los colores fuertes se relacionan muy bien con las formas simples, características de tal estilo. Aunque también pueden utilizarse para una decoración clásica y así restarle a esta sobriedad.

Para reforzar su efecto, se puede combinar estas cortinas con paredes de un color neutro y que así, mediante el contraste, se remarque la intensidad del color. Además, se pueden incluir otros elementos de tonos intensos y con ello crear un conjunto.

Colores neutros

Mediante el uso de tonos neutros se puede crear un ambiente muy relajado, a la par que elegante y sofisticado. Los colores neutros transmiten serenidad, pues son poco intensos. Estos son el blanco, el negro, el gris, el marrón, el beige y los tonos tierra. El ambiente general que se crea con ellos es ideal para quienes buscan sosiego, lo que puede ser muy adecuado en un lugar como el comedor.

Este tipo de tonos quedan muy bien en una decoración clásica, pues son de por sí muy elegantes, lo que es muy adecuado en ese caso. Aunque sus características también son adecuadas para la decoración minimalista, ya que en tal estilo la sobriedad es primordial.

Colores claros

Los colores claros dan mayor sensación de amplitud, pues son más luminosos, por lo que esto puede ser útil en comedores pequeños. Por lo general, estos llevan blanco en su composición, por lo que, aparte de evocar cierta pureza y ligereza, son también colores neutros y por ello calmados, lo cual se transmite a los comensales y al discurrir de las correspondientes comidas.

Colores oscuros

Por su parte, los colores oscuros cierran más el espacio, por lo que pueden utilizarse en comedores amplios, en los cuales se desea crear un ambiente más íntimo. Del mismo modo, este tono da una sensación más pesada y su presencia es por tanto más imponente.

Cortinas modernas para salon->Calcular las medidas de las cortinas

Para hallar las medidas ideales se ha de multiplicar el ancho de la ventana por 2 o 2,5, dependiendo de cuán fruncido se quiere el tejido. Esta es la forma de que la ventana quede bien cubierta y así se pueda oscurecer completamente el comedor. Luego, para el alto, es necesario calcular la distancia desde donde la cortina cuelga hasta el suelo. Aunque también se puede dejar unos centímetros extra, para que así el tejido quede fruncido contra el suelo, lo cual da un efecto muy elegante.  

Instalación de las cortinas para comedor

Instalar unas cortinas en el comedor es algo muy sencillo, pues estas llevan una serie de perforaciones en la parte superior, rematadas con ollaos metálicos, a través de las cuales se atraviesa la barra que ha de sujetar la cortina. La barra luego se sujeta en unos enganches, que a su vez han sido previamente fijados a la pared.

Tipos de barras para cortinas

En el mercado existen muchos modelos de barra, los cuales se diferencian en el modo de fijación, es decir, en el tipo de enganche que usa. Existen enganches que se atornillan en la pared o enganches que se pegan a la pared o a la caja de la persiana. Dependiendo de cual sea el caso o la necesidad, se puede optar por uno u otro. Sólo que hay que cuidar que la barra y sus enganches sean de calidad, pues sería un error colocar una cortina de alta gama en un sistema defectuoso.

Hacer que el comedor parezca más alto

Si se desea hacer que el comedor parezca más alto, esto se puede conseguir instalando la barra pegada al techo. De este modo, la cortina tiene más recorrido hacia el suelo y dicha verticalidad crea la ilusión de que la estancia es más alta. Esto puede hacer que el lugar sea mucho más elegante y sofisticado, lo que marca también la tendencia de la decoración.

Hacer que las ventanas del comedor parezcan más anchas

Generalmente las barras de cortina son más anchas que la ventana. Esto se hace para que la ventana pueda descubrirse completamente. De modo que, al quedar flanqueada por las cortinas, la ventana tiene un aspecto más ancho, como si ésta continuara detrás del tejido. El conjunto, además de funcionar mejor, de esta manera cobra una mayor presencia, mucho más estética.

Nuestra oferta

En la empresa Schuette® disponemos de cortinas modernas y de una gran calidad, así como de una gran variedad de colores a escoger. Nuestras cortinas son de poliéster, un material muy resistente y que bloquea perfectamente la luz. De este modo, elaborar un comedor ideal y en concordancia con las necesidades de cada cual es muy sencillo. Nuestros productos siempre lucen espléndidos y durante mucho tiempo. Sus colores son radiantes y no se decoloran bajo la incidencia del sol. De este modo, la compra en nuestra tienda es siempre confiable, ya que se obtienen muy buenos resultados, sin que a posteriori surjan desagradables sorpresas.

Comprar cortinas para el comedor

Adquirir una cortina Schuette® es muy sencillo. Aunque no disponemos de tiendas físicas, sino que vendemos de manera online, lo que acaba resultando más cómodo, ya que no hace falta desplazarse, sino que se realizan las compras desde la comodidad del hogar. Toda la información necesaria está en la web, por lo que elegir el producto ideal es facilísimo. El cliente sólo ha de elegir el modelo y el color correspondiente, así como las medidas y los datos necesarios para el envío.

Una vez el cliente ha encargado sus cortinas, estas se producen según sus indicaciones. Esto hace al producto algo casi manufacturado, pues se elabora de forma personalizada. De ahí que no sea posible su devolución, pues todos nuestros productos se hacen a medida y por ello no pueden volverse a vender, ya que es poco probable que otra persona necesite las mismas medidas.

Cuando las cortinas ya han sido producidas, estas se envían directamente al cliente, lo cual se hace mediante un servicio de mensajería muy confiable, por lo que no hay que preocuparse al respecto.